Esta página web utiliza cookies para un mejor funcionamiento y rapidez en su navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Para más información pulsa aquí.

aceptar

Cómo afecta el calor en los neumáticos

Cómo afecta el calor en los neumáticos

Es bueno que el verano esté aquí, pero te sorprendería lo que el calor extremo puede llegar a hacer a tus neumáticos. Debido a que las temperaturas suben vertiginosamente, se dice que el verano es la "temporada de reventón de los neumáticos". Y no por las buenas ofertas de neumáticos sino porque los días de verano típicos pueden calentar el pavimento hasta 145 grados. No es lo suficientemente caliente como para freír un huevo, pero lo suficientemente caliente como para empujar un neumático descuidado hasta el punto de no retorno.

Debido a que los neumáticos más viejos tienen más probabilidades de fallar debido al estrés por el calor, es importante conocer su estado. A continuación os detallamos los principales problemas asociados con los reventones de neumáticos debido al calor extremo.


Subinflación

Es importante llevar los neumáticos con la inflación adecuada. Seguro que el neumático hace su trabajo, pero el aire en el neumático y su precisión es lo que funciona con la construcción y el diseño del neumático para mantenerlo en funcionamiento. Sin un inflado adecuado, los neumáticos pueden debilitarse y fallar, dejándote tirado en medio del calor. Conducir largas distancias en verano con un neumático desinflado puede afectar la seguridad y, en el peor de los casos, la eficiencia de combustible de su automóvil. Por el contrario, un neumático demasiado inflado se calienta más rápido y si lo combinamos con el pavimento caliente y sobrecarga del turismo, el resultado puede ser una gran bomba de relojería.

Carga

La carga normalmente se asocia a aquellos que necesitan salir y transportar cosas. Pero si acabas de salir con algo de equipaje extra, debes prestar atención al índice de carga de tus neumáticos. Si llevas algo de peso extra, sería una buena idea verificar la presión máxima de los neumáticos que se muestra en la pared lateral. Ten en cuenta que estos números sólo te indican cuánto peso pueden cargar tus neumáticos a la presión máxima. En última instancia, el aumento de la temperatura combinado con la conducción a alta velocidad, la fricción, las curvas y el frenado pueden hacer que el neumático se caliente mucho más allá de sus capacidades. Así que mejor carga una maleta ligera, empaqueta de manera inteligente y ten en cuenta tus neumáticos.

Baches

Los peligros de la carretera, como los baches, pueden empeorar durante el verano. Con un calor extremo en un neumático desgastada, el gran impacto de un bache puede pellizcar la llanta y cortar el diseño. Dos cosas pueden suceder desde aquí: 1) Tu neumático muere lentamente debido a la liberación lenta de aire a través del tiempo, o 2) Se apaga en ese mismo momento.
La tensión de los baches puede causar un daño importante no sólo a tus llantas, sino también a tus ruedas y suspensión. 


Así que cuando las cosas comiencen a calentarse este verano, asegúrate de que tus neumáticos estén inflados para tu seguridad y para el bien del resto de conductores. Revisa los neumáticos regularmente en tu taller de confianza.